Viernes, 19 Octubre 2018

El partido político Verde Ecologista

Escrito por  Publicado en lo bueno y lo malo Jueves, 10 Mayo 2018 11:45
Valora este artículo
(1 Voto)

Tiene como principal objetivo en Tamaulipas prestarle servicios profesionales al PRI, como palero, porro, esquirol.

José Manuel Villarreal el mejor ejemplo, de lo noche a la maána fue registrado como candidato “verde” a la Diputación Federal por el III Distrito electoral de quien abordaremos tema en próximos días

CIUDAD VICTORIA, (ASI).Dicho partido político es creación y “negocio” particular de Jorge Emilio González Martínez quien  nació en la Ciudad de México pero de raíces tamaulipecas, es nieto de Emilio Martínez Manautou. Tiene 46 años de edad pero 24 de ellos ha estado enchufado al presupuesto oficial gracias a que es dueño de un partido político, el Verde Ecologista de México.

Su vida ha estado plagada de escándalos pues se ha involucrado en accidentes con visos de asesinato, hasta tentativas de soborno por millones de dólares. Es un rufián político, una lacra, de esas joyitas que distinguen, para mal, a Tamaulipas.

También conocido como El Niño Verde, Jorge Emilio vuelve a robar reflectores, ahora con motivo de que el Grupo Reforma descubrió que construye un conjunto de mansiones en exclusivo fraccionamiento de San Antonio, Texas, con un valor global superior a diez millones de dólares.

Por supuesto, las mega-residencias no están a nombre suyo, sino de familiares y de una presta-nombres y se infiere que el dinero que se invierte proviene de su actividad política, por llamarle de algún modo.

El nieto del ex mandatario tamaulipeco tiene 24 años de carrera legislativa. Ha sido tres veces senador de la república, una vez diputado federal y en otra ocasión, miembro de la asamblea legislativa del entonces Distrito Federal.

Ahora es candidato a diputado federal, plurinominal, como siempre. La clave del éxito del Verde, fundado por su padre Jorge González Torres, es prestarle servicios profesionales al PRI, como palero, porro, esquirol.

Sólo este año, el INE dará al Verde 578 millones de pesos como prerrogativas, lo que explica que otros tamaulipecos como Abdíes Pineda Morín quieran tener su propio partido, Encuentro Social, para vivir sin trabajar.

Carlos Romero Deschamps forma parte de la misma familia parasitaria aunque él sólo tiene como propiedad el sindicato petrolero, con la ventaja de que no está obligado a atender los engorrosos pedidos del INE, de explicar aunque sea con mentiras, el destino dado a las fortunas despilfarradas entre partidos políticos.

Visto 514 veces