Sábado, 21 Abril 2018

La clase política y sus frivolidades que le debe todo a Eugenio Hernández Flores

Escrito por  Óscar Jiménez Publicado en Politica Lunes, 16 Abril 2018 11:54
Valora este artículo
(1 Voto)

Geño les vale "madres" todos dandose "la dulche vida"

Mientras quien los enriqueció y encumbró; en la cárcel paga por todos

Cd. Victoria, Tamaulipas.-   La frivolidad es lo que distinguió al sexenio de Eugenio Hernández Flores. De eso fuimos testigos los victorenses.

   En esos años lo que más importaba no era gobernar bien, sino andar fashion, cualquier cosa que esa palabra quiera decir.

   Hubo de toda clase de frivolidades. Fiestas de cumpleaños en Acapulco, Cancún, Los Cabos, Huatulco, etc. Hasta allá iban los invitados victorenses…esos que salieron de gobierno en el 2016 después de 12 años (Geño y Egidio).

   También las bodas y sus banquetes se llevaron a cabo en lugares como San Miguel de Allende, Zacatecas y mínimo Monterrey, por decir sólo algunos de esos destinos turísticos…y sí, hasta allá iban los invitados.

   Andar en moto se convirtió en sello de distinción. Pero no vayas tú a creer que eran motocicletas marca Islo, Italika o Dinamo, no ¡que va! Montaban motos BMW o Harley Davidson, incluso algunos llegaban a traer motocicletas Ducati. La pura frivolidad, porque antes apenas si traían carros compactos en Victoria.

   El último ejemplo de frivolidad que les voy a contar fueros las exposiciones y ventas privadas de bolsas para dama de marcas como Hermès y Louis Vuitton

   Eran ventas en residencias en Ciudad Victoria y arribaban a comprar las esposas de los secretarios de gobierno de Eugenio Hernández, de proveedores beneficiados, etc., todas ellas con su séquito de ayudantes.

   Compraban varias bolsas cada una de esas damas en precios que andaban de los 8 mil pesos hasta casi los 50 mil pesos. Y entre esos precios se podían ver cifras de 16 mil, 35 mil, 24 mil, etc.

   Bueno, pues la frivolidad sigue a pesar de que el gurú de esas tribus está en la cárcel. Me refiero al rey de la frivolidad en Tamaulipas Eugenio Hernández Flores.

   Y es que algunas de esas damas publicaron recientemente en redes sociales fotografías de una fiesta tipo Ibiza (isla del Mediterráneo entre Europa y África) que “se reventaron” en el The Carmen Hotel en Playa del Carmen en el estado de Quintana Roo.

   Pero lo revelador es que en esas imágenes de la fiesta tipo Ibiza, aparecen muy quitadas de la pena la esposa (aunque vive con otra pareja) de Eugenio Hernández Flores. Sí, la ex primera dama de Tamaulipas Adriana González de Hernández (en la fotografía de amarillo) y una de sus hijas a un lado de ella (en la fotografía de strapless).

   Otras damas victorenses se ven en la fotografía, tal es el caso de la esposa del proveedor y contratista favorito de los últimos dos sexenios priístas Faruk Corcuera.

   Así o más preocupados por Geño.

La verdad es que bien dice el dicho que “nadie sabe para quién trabaja”. Y es que Geño en la cárcel desde octubre del 2017 y sus aprendices de las clases de frivolidad, y lo peor su esposa, enormemente felices, disfrutando de “la gran vida” de lujos que con los malos negocios (de acuerdo a las denuncias legales) el ex gobernador les dio.

   No pues, que buena onda…como dicen los chavos. Ya no sé si enojarme más como ciudadano con Geño por lo que dicen que hizo en su gobierno, o compadecerlo de tener esos amigos. ¡Que pena! Pero yo me pregunto si, como dicen en mi pueblo, ¡no tienen temor de dios! ¡Creo que no…!

   La pregunta del millón es si antes se iban a la isla Ibiza en el Mediterráneo o solamente tomaron el nombre para hacer su fiesta en Playa del Carmen, lo cierto es que el trascendido es que Adriana González de Hernández, al parecer, no puede salir de México en este momento.

Visto 64 veces