Martes, 26 Marzo 2019

La luz azul de celulares está causando ceguera

Escrito por  Dr. Mercola Publicado en Tu salud Jueves, 13 Septiembre 2018 12:05
Valora este artículo
(0 votos)

Antes de la invención y distribución de la luz artificial, el sol era la principal fuente lumínica y determinaba la manera en que las personas pasaban sus veladas. Es fácil dar por hecho que tendremos días prolongados e iluminación adicional.

Sin embargo, los seres humanos y los animales estamos pagando el precio, ya que altera los ritmos circadianos, interrumpe el sueño y afecta el desarrollo de afecciones, así como la perpetuación de las especies animales.

Los dispositivos digitales son una fuente de luz generalizada y con cada año que pasa van ganando más popularidad. El uso de dispositivos móviles varía, pero la investigación ha demostrado que el uso de dispositivos de escritorio es significativo durante las horas diurnas, y el uso de los dispositivos móviles aumenta por las tardes y las noches.1

Las estadísticas demuestran que el 77 % de las personas en los Estados Unidos tienen un teléfono inteligente, el 75 % tiene una computadora portátil o de escritorio y el 50 % tiene su propia tableta; el 20 % solo utilizan sus teléfonos inteligentes para acceder a internet y el 25 % de los adultos dicen estar conectados "casi todo el tiempo".2

Investigaciones recientes demuestran cómo la luz azul emitida por su dispositivo digital favorito puede acelerar el daño ocular y la degeneración macular relacionada con la edad (AMD, por sus siglas en inglés), la principal causa de ceguera.3

Cómo se produce su visión

Su capacidad de ver se produce en un conjunto de estructuras que ayudan a recolectar y enviar información a su cerebro. Una de esas estructuras es la mácula, un área pequeña de solo 2 milímetros de ancho, ubicada en la parte posterior de su ojo.

La mácula se encuentra en la porción media de la retina y está formada por células sensibles a la luz llamadas conos y bastones, que son esenciales para la visión central.

La luz pasa a través de la córnea, una estructura en forma de cúpula sobre el ojo, que refracta la luz a través de la pupila y la dirige hacia la lente.4

La lente enfoca la imagen en la retina. Los tejidos fotosensibles en la retina, o células fotorreceptoras, ayudan a convertir la luz en señales eléctricas que se transportan a lo largo del nervio óptico hasta su cerebro el cual procesa la información, y produce su "vista".

La luz que pasa a través de sus ojos se encuentra en una gama de rayos visibles y a veces invisibles. La luz del sol contiene rayos rojos, naranjas, amarillos, verdes y azules, dependiendo de la energía y la longitud de onda del rayo en cuestión. Cuando se combinan, crea luz blanca o la luz del sol.5

Existe una relación inversa entre la longitud de onda y la cantidad de energía en una onda de luz. Las longitudes de onda relativamente largas tienen menos energía, de forma paralela, las más cortas tienen más energía.6

Los rayos en el espectro visible de luz roja tienen longitudes de onda más largas y menos energía. En contraposición, los rayos en el espectro azul tienen longitudes de onda más cortas y más energía.7 Por lo general, la luz azul se define en un rango de 380 a 500 nanómetros.

Sin células fotorreceptoras en la retina, la información visual no desencadenaría una respuesta bioquímica.8 Esta respuesta bioquímica se debe, en cierto modo, a una molécula llamada retinol, una forma de vitamina A. Esto es lo que estudiaron los investigadores de la Universidad de Toledo.

La luz azul de los dispositivos digitales puede acelerar la degeneración macular

Aunque el uso de dispositivos móviles prolifera entre los adolescentes, la mayoría de los adultos subestiman el tiempo que pasan en sus dispositivos digitales. En una encuesta nacional que incluyó a 1 800 padres de niños cuyas edades oscilaban entre los 8 y 18 años, los investigadores descubrieron que los adultos pasan un promedio de 9.3 horas por día frente a diversas pantallas digitales.9

 

El estudio de la Universidad de Toledo encontró que la luz azul emitida por los dispositivos electrónicos digitales puede acelerar la degeneración macular. De acuerdo con los investigadores, la luz azul afecta al retinol y provoca la muerte de las células fotorreceptoras en la mácula.

"Cada año se registran más de 2 millones de nuevos casos de AMD en los Estados Unidos.

Al comprender mejor los mecanismos de la ceguera en pos de encontrar un método para interceptar las reacciones tóxicas generadas por la combinación de la luz azul y la retina, esperamos encontrar una manera de proteger la visión de los niños que crecen en un mundo avasallado por la tecnología".

La retina es fundamental para activar las células fotorreceptoras a fin de que produzcan señales eléctricas. Sin embargo, esta no se limita al ojo. De hecho, puede estar presente en todo el cuerpo, lo que indica que la toxicidad podría estar más extendida de lo que este estudio analizó.13

¿Qué es la degeneración macular?

La degeneración macular es un problema que se presenta en la retina cuando la mácula está dañada. Es la principal causa de pérdida de visión y afecta a casi 10 millones de personas en los Estados Unidos, más que el glaucoma y las cataratas en conjunto.14 En caso de sufrir AMD perderá su visión central y no podrá ver detalles finos, sin importar si está mirando algo cercano o lejano.15

No obstante, su visión periférica — visión lateral — permanecerá intacta. Por ejemplo, si está mirando un reloj analógico, verá los números, pero no las manecillas. Existen 2 tipos de AMD, la forma seca y la forma húmeda. La AMD seca es más común pues representa casi el 80 % de todas las personas con esta afección.

La forma seca ocurre cuando las partes de la mácula se vuelven más delgadas con la edad y surgen pequeños grupos de proteínas que nublan su visión. La forma húmeda es menos común pero mucho más grave.

Esta se presenta cuando los vasos sanguíneos normales crecen debajo de la retina, por lo que filtran tanto la sangre como otros fluidos y causan cicatrices en la mácula además de acelerar la pérdida de visión.

La luz azul inhibe la calidad del sueño que es esencial para su salud

Asimismo, los estudios han encontrado vínculos entre la exposición a la luz azul durante la noche y ciertos tipos de cáncer, diabetes, cardiopatías y obesidad.18 Esto puede deberse, hasta cierto punto, a que la luz azul durante la noche reduce la calidad del sueño al inhibir la secreción de melatonina.

Si su caso es como el de muchos, todas las noches duerme 6 horas o menos. Incluso muchos niños sufren privación del sueño.19

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés)20 afirman que la falta de sueño es una epidemia de salud pública y señalan que la misma está relacionada con diversos problemas de salud. Por ejemplo, dormir menos de 5 horas con regularidad puede duplicar su riesgo de cardiopatía y derrame cerebral.

La falta de sueño también aumenta el riesgo de accidentes automovilísticos y otros incidentes relacionados con el trabajo, reduce su capacidad de aprender y pensar críticamente, además de aumentar su riesgo de depresión21 y soledad.22,23,24

Para disfrutar de un sueño de calidad, es importante exponerse a la luz brillante del sol durante la primera parte del día. Esto permite que su glándula pineal produzca melatonina por la noche en un contraste aproximado a la cantidad de exposición que recibió durante las primeras horas del día.

Esto significa que, si está en la oscuridad todo el día, su cuerpo no apreciará la diferencia y no optimizará la producción de melatonina que resulta esencial para obtener un sueño de calidad. Aunado a esto, es importante evitar la luz azul durante la noche, ya que esta impide la producción de melatonina.

Conforme su cerebro comienza a aumentar la producción de melatonina de manera progresiva sobre las 9 p. m., este marcará su fase circadiana o reloj biológico.

Dicho de otra forma, la hormona influye en la hora del día o de la noche que su cuerpo cree que es, independientemente de lo que diga el reloj. La melatonina también es un antioxidante para sus mitocondrias, lo que ayuda a reducir su posible riesgo de cáncer.

La vitamina E puede reducir el daño que provoca la luz azul

Curiosamente, los investigadores del estudio presentado descubrieron que el alfa-tocoferol, un derivado de la vitamina E, evita que las células fotoeléctricas y otras células mueran cuando se exponen a la luz azul en la retina.25 Sin embargo, el proceso se vuelve menos eficiente con la edad y el sistema inmunológico se ralentiza.

Los datos han revelado que la vitamina E puede desempeñar un papel significativo como regulador de la transducción de señales, expresión génica y sensor redox, lo que minimiza el daño cerebral relacionado con el estrés oxidativo.26 La vitamina E natural se presenta en 8 formas químicas y el alfa-tocoferol es una de ellas.27

La concentración de suero (sangre) depende de la función de su hígado, que absorbe el nutriente después de que ha sido absorbido por sus intestinos. Su cuerpo prefiere utilizar alfa-tocoferol, que funciona como un antioxidante que rompe la cadena oxidativa.28

Se estima que casi el 90 % de las personas en los Estados Unidos no obtienen la cantidad diaria recomendada de 15 miligramos por día.

Alguna evidencia clínica sugiere que la vitamina E puede ser beneficiosa en el manejo de AMD. A continuación, se muestran 9 alimentos que contienen altas cantidades de vitamina E:29

Visto 402 veces