Martes, 23 Octubre 2018

Estos alimentos tienen 'espinas invisibles' que pueden destrozar sus entrañas

Escrito por  Dr. Mercola Publicado en Tu salud Sábado, 21 Julio 2018 12:34
Valora este artículo
(0 votos)

El dicho "es lo que come" es uno de los más significativos e instructivos que se nos han transmitido a través de los tiempos, y gracias a un alud de fascinantes y nuevas investigaciones sobre la forma en que los alimentos afectan directamente los genes, ya no puede ser catalogada como una mera expresión metafórica.

De hecho, la comida proporciona mucho más que solo los "componentes" materiales y el "combustible" para nuestra "máquina corporal"; también es una fuente de información genética, que puede orientar a las células y procesos dentro de su cuerpo, para bien o para mal.

La diferencia en la respuesta biológica resulta bastante sorprendente cuando se comparan los tipos de alimentos adecuados e inadecuados.

De hecho, una nueva investigación ha revelado que consumir los alimentos de origen vegetal inadecuados puede alterar directamente su expresión génica, lo que puede provocar una gran cantidad de enfermedades.

Las moléculas de mi-ARN de sus alimentos pueden controlar hasta 30 % de sus genes

¡Una innovadora investigación1 ha demostrado que el ARN microscópico en los alimentos de origen vegetal que consume ingresa a su cuerpo y es capaz de afectar la expresión de hasta el 30% de sus genes!

Antes, era inconcebible imaginar que sus "genes" pudieran verse tan profundamente afectados por las cosas que come.

Asimismo, el campo de la lectinología nos ha revelado cómo los alimentos de origen vegetal – sobre todo los granos y leguminosas – tienen un conjunto de defensas, similares a "espinas invisibles", que pueden causar daño directo y no inmunológico a una amplia gama de tejidos y órganos dentro de su cuerpo.

La ciencia ha empezado a comprender cuán profunda es la correlación entre los alimentos, la salud y las enfermedades, además de cómo los nutrientes afectan a los genes, y cómo estos responden a los nutrientes.

De hecho, este es el campo de estudio conocido como Nutrigenómica – una especialidad que, en mi opinión, escuchará con mucha más frecuencia conforme la ciencia comience a ampliar su entendimiento al respecto.

Se trata de un nuevo campo emergente que de hecho fue lanzado en 2003 tras la realización del trabajo preliminar del proyecto "Human Genome" (Genoma Humano), que no pudo proporcionar el "santo grial" que la biología moderna tanto buscaba.

En resumen, el proyecto no pudo identificar un gen para cada proteína en el cuerpo humano, lo que obligó a los investigadores a buscar factores epigenéticos – es decir, "factores ajenos al control del gen" – para explicar cómo se forma el cuerpo, y cómo funciona. ¿Cuál es el factor más importante y que es ajeno al control del gen? Su alimentación.

Consumir los alimentos vegetales equivocados puede afectar la expresión de su ADN

Probablemente nunca haya oído hablar del micro ARN - mi-ARN ... pero eso no significa que no haya afectado su salud ... El ARN es una de las 3 macromoléculas más importantes, como el ADN. Los mi-ARN son pequeños trozos de ARN que interactúan con sus genes, en especial al impedir la expresión de ciertos genes.

El mi-ARN está presente en los fluidos del cuerpo humano de forma natural; por ejemplo, los investigadores han detectado altos niveles de expresión del mi-ARN relacionados con el sistema inmunológico en la leche materna, sobre todo durante los primeros 6 meses de lactancia. Se piensa que este material genético se transfiere de la madre al bebé con el fin de ayudar a modular el desarrollo del sistema inmunológico del neonato.

La leche de vaca también contiene miRNA, que actualmente está siendo analizado como un posible nuevo estándar para el control de calidad de la leche sin pasteurizar.

Sin embargo, el mi-ARN también está presente en los alimentos de origen vegetal y por primera vez la investigación ha demostrado que consumir los vegetales equivocados puede transferir este mi-ARN a los seres humanos – con implicaciones potencialmente devastadoras.

El estudio, publicado en la edición de septiembre de 2011 de la revista Cell Research,2 determinó que los mi-ARN de los alimentos vegetales cocidos como el arroz, el trigo y las papas pueden acumularse en la sangre y tejidos, lo que podría dar lugar a una serie de posibles problemas de salud.

Además, el estudio reveló que el mi-ARN permanece completamente estable no solo tras el tiempo de cocción, sino también a través del proceso de digestión. Algo aún más relevante es que los investigadores encontraron una cantidad significativa de mi-ARN en el cuerpo humano, y concluyeron que:

"... los micro-ARN de los alimentos de origen vegetal se adquieren principalmente por vía oral, mediante su consumo".

Por lo tanto, cada vez que consuma arroz y ciertos alimentos de origen vegetal, como papas y trigo, está ingiriendo material genético que puede "desactivar" ciertos genes. Hasta la fecha, el mi-ARN ha sido implicado en diversas enfermedades como el cáncer y la diabetes e incluso la enfermedad de Alzheimer. Pero, ¿qué es exactamente el mi-ARN, y por qué es tan importante?

Visto 159 veces